Google+ Followers

Google+ Followers

viernes, 21 de agosto de 2015

FORO EN UNIVERSIDAD DEL CAUCA - POPAYÁN: ¿POR QUÉ NEGOCIAR CON EL ELN?



Jueves, Agosto 20, 2015
Departamento de Ciencia Política de Unicauca realiza foro sobre proceso de paz con el ELN
¿Por qué negociar con el ELN? fue el evento en el que analistas nacionales y locales abordaron desafíos y particularidades del proceso de paz con el Ejército de Liberación Nacional. 


La jornada se realizó en el Salón Fundadores de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas y Sociales.
Foto: Carlos Pérez - Área de Prensa.

Carlos Velandia, ex militante de la organización subversiva, Víctor de Currea Lugo, docente de la Universidad Javeriana, Jesús Darío González del Observatorio de Realidades Sociales de la Arquidiócesis de Cali y Diego Ramírez del Congreso de los Pueblos, fueron los expositores.

Gildardo Vanegas, profesor del departamento de Ciencia Política y facilitador del evento, explicó que la actividad hace parte del ciclo de foros y conferencias ‘Diálogos de paz, una mirada desde las regiones’

“Queremos debatir sobre los problemas y desafíos más importantes de la paz, como la posibilidad de la oposición política y el acceso a la tierra en un país con una historia muy triste, donde la oposición es eliminada sistemáticamente”, indicó el docente.

En este orden de ideas, se hace necesario blindar los procesos de paz con la participación de las organizaciones sociales para posibilitar una sociedad incluyente.

Por su parte, Diego Ramírez, vocero del Congreso de los Pueblos, estudiante de Biología y actual representante de los estudiantes ante el Consejo Superior, expuso la importancia de la participación de organizaciones e instituciones de diverso orden en la construcción de la paz.

“Vemos que se requiere una mirada que trascienda las tergiversaciones de los grandes medios con sus intereses políticos, por esto compartimos la participación social en un ambiente de confianza que genere caminos reales”, señaló.

Durante en la primera semana de agosto se dio a conocer que las delegaciones del ELN y del Gobierno instalarían en septiembre la mesa de negociaciones de paz en Ecuador a fin de contribuir con los esfuerzos para terminar con el conflicto armado.


sábado, 7 de marzo de 2015

CARTA A LA PRIMERA CUMBRE NACIONAL DE EXCOMBATIENTES POR LA REVOLUCIÓN Y LA DEMOCRACIA - CARLOS ARTURO VELANDIA J.

PRIMERA CUMBRE NACIONAL DE EXCOMBATIENTES POR LA REVOLUCIÓN Y LA DEMOCRACIA

Publicado el 07 de marzo de 2015
Por: Carlos Arturo Velandia Jagua ( Felipe Torres)

La guerra en Colombia se acaba, tiene sus días contados, es nuestro deber ayudar a su bien morir, para que nazca la oportunidad de construir nuestro país entre todas y todos, sin tener que volver a ejercer la fuerza contra nada y contra nadie para hacernos escuchar, para ser tenidos en cuenta.
Hay dos bombas instaladas en nuestro país, siempre las ha habido, solo que en esta ocasión una de ellas, la bomba del conflicto armado se hace cada vez más pequeña y con una mecha más larga, en tanto que la otra, la bomba del conflicto social se hace cada vez más grande y con su mecha más corta. Se trata pues de que las partes del conflicto armado y la sociedad entera, seamos capaces de desactivar definitivamente la bomba del conflicto armado, con eso solo nos quedamos con la bomba del conflicto social, compuesta por una mezcla de conflictividades sociales, políticas y económicas, además de un inmenso acumulado de promesas y pactos incumplidos; que los colombianos no tenemos más alternativa que darles trámite a través de la palabra, pero de la palabra que se toma las calles, de la palabra que se hace verbo, de la palabra que camina para hacerse acción positiva y transformadora; pero eso si, de la palabra divorciada de la violencia.
Vivimos un momento epocal, una intersección entre dos épocas, una: vieja, caduca, violenta, de 50 años de dolor que queremos dejar atrás; la otra: nueva, desconocida, abierta ante nuestros ojos pero de la que solo podemos pre-ver, es decir anticiparnos a que será “problemática y febril”, pero que será una época en la que la sociedad ya no será interpretada ni coptada por discursos de guerra, lo que equivale a decir, que ya no habrá pretextos para hacerse oír, para luchar por lo que crea que le corresponde y le pertenece, para luchar con voluntad soberana, con decisión de poder ciudadano.
Todas y todos los presentes, acumulamos invaluables experiencias de lucha, de sacrificio y también de renuncias; hicimos dejación de armas, unos en procesos colectivos, otros como en mi caso en procesos individuales, pero todos, sin excepción hemos creído que en la ampliación de la democracia están las condiciones para construir un país más justo y más humano. Con estas experiencias y con esta convicción, hoy asistimos a la gran oportunidad que tiene el país de parar la guerra y superarla de manera definitiva. Hoy nuestros hermanos revolucionarios agrupados en las FARC-EP y el ELN están dando lo mejor de sí, para sacar al país de la guerra, lo hacen con convicción y con decisión.
En este trance del país, quizás el más importante de su historia, nosotros, los excombatientes por la revolución, por la democracia y por la paz; debemos aportar y ayudar al buen suceso del fin de la guerra y la apertura a la construcción de justicia social en paz y con equidad.
Debemos decirles a las partes, que los caminos que hoy transitan, ya los caminamos nosotros, que sentimos sus esfuerzos como esfuerzos propios, que estamos listos para apoyar los esfuerzos por el fin de la guerra y por avanzar hacia la paz estable y duradera.
Debemos decirles a las partes, que cuentan con nosotros, que estamos prontos a ayudar en lo que se nos demande, que nuestra experiencia en los procesos de normalización y de búsqueda por ser ciudadanos de pleno derecho, es valiosa, porque no todo lo que funcionó ayer puede o debe funcionar hoy. Somos testimonio vivo de políticas y prácticas exitosas una y fracasadas otras, esto lo podemos aportar a la hora de tramitar los procesos de normalización, de las insurgencias en los contextos actuales y en los términos en que lo determinen los acuerdos.
Debemos decirles, que nuestro experiencia y disposición será útil para que en el futuro quienes hagan dejación de armas, no sientan que se necesita volver a las armas y retornar a las montañas de Colombia, decirles que nuestra experiencia es también suya, que le pertenece a Colombia y sus gentes.
Me despido con un abrazo fraternal y de camarada en la búsqueda de la paz y la justicia social. Vuestro hermano
Carlos Arturo Velandia Jagua – Felipe Torres
Bogotá, 06/03/15

domingo, 18 de enero de 2015

"ESTAMOS BASTANTE CERCA DEL INICIO FORMAL DE DIÁLOGOS ENTRE GOBIERNO Y ELN": CARLOS ARTURO VELANDIA

Estamos bastante cerca del inicio formal de diálogos entre Gobierno y ELN: exjefe guerrillero
Nacional
12:29 pm

Foto referencial de archivo
Por: RCN La Radio

Carlos Arturo Velandia, alias ‘Felipe Torres’, exjefe del ELN aseguró que el Gobierno y esa guerrilla formalizarán el inicio de diálogos de paz, en cuestión de meses. 
En diálogo con RCN la Radio, Velandia afirmó que las partes estrían acordando las reglas de funcionamiento de una eventual mesa de conversaciones.

“Esa arquitectura del proceso tiene que ver con: en qué lugar se van a desarrollar, quiénes y cuántos componen las comisiones de parte y parte, quiénes son los países facilitadores y garantes, las metodologías del debate, si se va a hacer por rondas, por ciclos, pero yo creo que estamos bastante cerca de que se pueda llegar a una fase pública, quizá en un par de meses”, señaló.

El exjefe guerrillero se refirió a los puntos de la agenda que el Gobierno y el ELN habría pactado, dentro de los que se encuentran, la Participación de la Sociedad, las Víctimas y el Fin del Conflicto.

Sin embargo, Velandia llamó la atención porque las partes no habrían incluido el tema de la extracción minero energético.

“Y aquel tema que se le ha indilgado al ELN como de gran interés y es el del desarrollo minero energético, pero este es un tema que está es en la agenda del país, y le corresponde a la sociedad y al Estado de dar cuenta de esta situación”, añadió.

Sobre el anuncio de Nicolás Rodríguez Bautista, alias ‘Gabino’ según el cual, el ELN podría abandonar las armas de llegar a acuerdos con el Gobierno, Carlos Velandia se declaro confiado en que esa guerrilla si adquiera ese compromiso.

“No tengo la menor duda, esta es un decisión que ha tomado el V congreso del ELN de dar un paso adelante y propiciar un acuerdo del Fin del Conflicto que implica la dejación de las armas, no creo que haya mucha dificultad alrededor de este tema”, manifestó.

El Gobierno y el ELN completan un año de conversaciones exploratorias.

Según reveló Eliécer Erlinton Chamorro Acosta, alias ‘Antonio García’, las partes se han reunido en cerca de 15 oportunidades y han desarrollados tres “largos” ciclos.


viernes, 16 de enero de 2015

EL EJÉRCITO DE LIBERACIÓN NACIONAL DE COLOMBIA A 50 DE SU ALZAMIENTO EN ARMAS
El Comando Central –COCE- del Ejército de Liberación Nacional, no imaginó que colgar una nota en su página web, aplazando su actualización de los acostumbrados días lunes, para hacerlo el día miércoles 7 de enero, en el que harían un “anuncio”; se convirtiera en una campaña de expectativa que ya envidiaría cualquier marca de refrescos. Pero no era para menos, el 7 de enero el ELN conmemoraría su surgimiento oficial, pues en esa fecha hace cincuenta años, una veintena de guerrilleros mal armados se tomó la población de Simacota, y desde su plaza central leyó una escueta arenga, que se convirtió en su reclamo o grito fundacional, más conocido como Manifiesto de Simacota.

De inmediato los medios de comunicación corporativos replicaron la nota y se dieron a la tarea de consultar a expertos, sobre que creían que iría a decir en ese anunciado “anuncio”. Obviamente todo lo que se dijera y dijo no eran más que especulaciones, porque la razón verdadera y contenido del anuncio, el ELN se lo tenía muy bien guardado: que habían realizado el V Congreso Nacional.

En un contexto de normalidad, realizar un evento interno tiene una trascendencia limitada, pero realizar un evento democrático en el interior de una organización revolucionaria en medio de la guerra, es un asunto de gran importancia y complejidad, habida cuenta que debió hacerse en la clandestinidad, con la participación de los principales líderes y lideresas, además de en absoluto secreto.

El Congreso Nacional del ELN, es el máximo evento interno, además de ser la más alta autoridad, define la línea política, la estrategia, la estructura, los estatutos y reglamentos, la táctica para el periodo, examina los temas neurales de la política nacional, examina el estado del conflicto y la correlación de fuerzas, examina el estado de los acumulados políticos y sociales, examina el estado de la unidad en el campo de los revolucionarios y de la unidad con el movimiento político y social, hace balance de lo acontecido entre el Congreso anterior (el IV en 2006) y el actual, examina los retos del momento, entre ellos el proceso de paz en curso en el país, examina la situación internacional poniendo énfasis en Latinoamérica y toma decisiones que obliga a la totalidad de miembros del ELN y sus estructuras, así como también elige nueva Dirección Nacional y nuevo Comando Central.

De todo lo anterior, lo que más se esperaba en los círculos del Gobierno Nacional, de la Mesa de Diálogos de La Habana y de los sectores más comprometidos con el proceso de paz, era que el ELN definiera su dilema sobre la dejación de armas, situación que se estaba convirtiendo en un obstáculo para avanzar en la fase de diálogos secretos con el Gobierno, o diálogos de exploración y definición de la agenda, habida cuenta que el ELN expresaba su voluntad de avanzar en la superación del conflicto armado, pero la línea política vigente del ELN, no contenía ni una sola palabra sobre “dejación de armas”.

Generar expectativa sobre un anuncio es bueno, pero cuando ésta rebasa los alcances de lo que se va a ofrecer, entonces puede convertirse en un factor de desaliento desengaño. El día y la hora señalados para el anuncio llegó y con él la actualización de la página web de los “elenos”, o “griegos” como en jerga conspirativa de los años 70´s se les denominaba; en la que se anunciaba que el ELN había realizado su V Congreso Nacional y dio a conocer la Declaración Política del V Congreso Nacional; que en lo fundamental plantea:
-       Los planteamientos de lucha contra la oligarquía y el imperialismo, luego de cincuenta años, siguen teniendo validez.

-       Las causas que originaron el conflicto armado como son: la exclusión política que hace el bipartdismo, la explotación de los trabajadores, el expolio de los recursos naturales, la miseria y pobreza de las amplias mayorías, la violencia del Estado para acallar la protesta social, siguen vigentes en condiciones más agudas que hace cincuenta años.
-       La lucha armada es una forma de lucha auténtica de los pueblos.

-       Retoma del Manifiesto de Simacota nuevos bríos para continuar en la lucha
-       Valora altamente los procesos democráticos y revolucionarios de América Latina.
-       Pide al Estado que reconozca a Palestina en su derecho de ser y hacer país y Estado. Se solidariza con Siria y pide que se respete el derecho del pueblo sirio a decidir sobre sus gobernantes, sin injerencias extranjeras.

-       Exalta la unidad de los revolucionarios y clama por la unidad del movimiento político, social y democrático de estirpe popular, para que se construya a sí mismo en factor de poder.

-       Frente a la solución política del conflicto armado y la paz en Colombia, anuncia que tiene toda la disposición para explorar con el Gobierno, la voluntad para hacer las reformas y transformaciones, que posibilite superar las causas que originaron el alzamiento en armas, y “si en este examen concluimos que no son necesarias las armas, tendríamos la disposición de considerar si dejamos de usarlas”.

A la vista ha quedado que en el interior del ELN “se movieron las cosas”, quizás no tanto como lo deseaban algunos, que expresaron su desánimo por que el ELN no había hecho un anuncio más claro y contundente. Pero hay que entender que al ELN no se le puede medir con las lógicas con que se mide a otras organizaciones insurgentes, los elenos tienen sus ritmos y unos modos y cultura propia para hacer sus definiciones; quienes hemos estado en las filas de la insurgencia elena, sabemos que el debate fue arduo y extenuante, que participaron desde la dirigencia nacional, hasta el más anónimo de los militantes y combatientes; que las definiciones políticas alcanzadas permiten avanzar al mismo tiempo que se preserva la unidad interna; que se ha modificado la línea política histórica del ELN en favor de la “dejación de armas”, en la versión de “dejación del uso de las armas”; en situación parecida (guardadas las distancias y proporciones) a como lo han hecho el IRA en Irlanda y ETA en España.

Por todo lo anterior, hoy es posible avizorar un horizonte más claro para el final de la guerra en Colombia, tener la certeza de que éste año 2015 será un año de definiciones importantes para nuestro país, cada vez se tiene mayor convicción de que vendrá una época compleja y de múltiples conflictos, que la sociedad deberá encarar en el ejercicio de la política, pero sin el asocio con las armas.

El conflicto armado terminará por superarse a cambio de mayor democracia e inclusión, de garantías reales para hacer política revolucionaria y de oposición, de garantías para que nadie sea matado o perseguido por pensar diferente y las bases creadas para que la sociedad se empodere y asuma el reto de introducir los cambios y transformaciones, que no se lograron con cincuenta años de guerra en Colombia.

Escrito por Carlos Arturo Velandia Jagua

Tomado de: http://www.naiz.eus/eu/hemeroteca/gara/editions/gara_2015-01-14-06-00/hemeroteca_articles/el-eln-tras-50-anos-de-lucha

jueves, 15 de enero de 2015

EL CAMINO AL SOCIALISMO PASA POR LA PAZ DEL PAÍS - CARLOS ARTURO VELANDIA - ENTREVISTA DE RCN-RADIO

EL CAMINO AL SOCIALISMO PASA POR LA PAZ DEL PAÍS

RCN RADIO

12- Ener-2015

Entrevista con Carlos  Arturo Velandia, ex integrante del Eln

Transcripción realizada por Camilo Ospina

P/ Ayer en el periódico El Tiempo salió publicada una entrevista de yamid Amat, en que entre otras frases llama la atención la necesidad de que Álvaro Uribe entienda la paz, la necesidad que el tiempo de la guerra se acabó,  para el Expresidente Álvaro Uribe lo entienda, pero que además que Bill Clinton podría servir como mediador entre Uribe y Santos. Esto lo habla una persona que sabe del conflicto porque ha estado en él, porque ha permanecido en él, porque vivió la cárcel por sus ideales guerrilleros y políticos por ese pensamiento que tuvo; él es el señor Felipe Torres, no se señor Felipe si presentarlo mejor como Carlos Arturo Velandia, muy buenos Días.

    
Carlos  Arturo Velandia: Muy buenos días Juan Carlos para usted y para sus compañeros en la mesa de trabajo y la audiencia. No, mi nombre es Carlos Arturo Velandia.

P/ ¿Se siente mejor así?

Carlos  Arturo Velandia: Si, por supuesto que sí.

P/ Este hombre dentro de la entrevista se deja plasmar que es el octavo entre catorce hermanos, estudios universitarios en medicina y administración de la Universidad industrial de Santander, ingresó al Eln en 1970 y llegó a ser miembro de la dirección nacional, hoy también con el pensamiento y la mirada puesta en la paz. ¿Cómo ve el proceso que hoy vive el país que tiene la guerrilla de las Farc, pero además de eso el acercamiento permanente que ha tenido el Eln para lograr también el mismo camino?

Carlos  Arturo Velandia: Es un proceso muy singular e inédito en la historia de las luchas políticas en Colombia, que se constituye en una gran oportunidad para superar el más largo conflicto armado interno en el hemisferio occidental, un conflicto tan largo que se da el lujo de tener los guerrilleros más antiguos del planeta, que se da el lujo de tener los combatientes más forjados y más experimentados del mundo; este es un conflicto que aporta esos Guinness Records por decirlo de alguna manera, pero que están reflejando una tragedia nacional, una tragedia que por fortuna muestra unas perspectivas de poder llegar a su fin, este conflicto de 50 años de confrontación armada entre hermanos hay que superarlo y tenemos la oportunidad y la posibilidad que está en las manos de los colombianos, es una gran oportunidad que sería una gran irresponsabilidad dejarla pasar. Yo quiero aprovechar esta entrevista con ustedes para tocar esa fibra del ciudadano común y corriente, pero también de quienes tienen la responsabilidad en que tomen en consideración que el país ha sufrido demasiado, que han habido demasiados muertos, más de 250 mil muertos en 50 años, más de 60 mil desapariciones, más de 40 mil secuestrados, más de 80 mil exiliados, cifras desgarradoras que son terribles y no vale la pena realmente seguir insistiendo en una confrontación entre hermanos por un propósito, la toma del poder, que no se va a lograr por la vía armada; como tampoco va a ser posible seguir defendiendo el statu quo a punta de bala y desapariciones, torturas y represión. Estas son las cosas que son importantes que el ciudadano de a pie las entienda, pero también quien tiene responsabilidades en este país.

P/ En ese sentido, a las personas que están en la militancia y que nos están oyendo, ¿Usted qué les diría?

Carlos  Arturo Velandia: Les diría que los días de la guerra están contados. Yo lo que les digo a los guerreros de lado y lado es que no expongan innecesariamente la vida, la vida hay que conservarla para reconstruir el país en paz, los jefes de ambas partes, los jefes militares de las Fuerzas Armadas como también los jefes guerrilleros, yo no encuentro una razón ética y moral para explicar el llevar a sus bases y sus combatientes y a los soldados a la confrontación en donde van a morir y pasado mañana vamos a firmar la paz, ¿Qué sentido tiene eso? Yo creo que hay que acortar a la mayor brevedad los días de la guerra, para adentrarnos en el proceso de construcción de paz para el país.

P/ Proceso que con el Eln usted lo ve cerca, se ha hecho un pronunciamiento muy específico desde los miembros del COCE sobre el proceso de paz que podría haber para el eln también, el de las Farc va en camino. ¿Cree usted que el proceso con el Eln es irreversible?

Carlos  Arturo Velandia: Con el Eln tiene que iniciarse, darle continuidad al camino de la exploración que le permita que le permita configurar una agenda de trabajo, de discusión y sentarse en una mesa en una fase abierta de cara al país y con acompañamiento internacional y que al mismo tiempo pueda estar acompasado este trabajo con el que se desarrolla en La Habana, con el propósito de producir sus propios acuerdos, los que serán conciliados, el acuerdo de una mesa con los elenos más el acuerdo de la mesa de La Habana, tendrán que ser conciliados hasta obtener un acuerdo único que sea el que se le consulte a la sociedad.

P/ Ha dicho usted en la entrevista publica en el periódico El Tiempo, “Me resisto a creer que la paz con las Farc y el Eln se firme sin Uribe” ¿Usted está convencido totalmente de eso y es necesario que el Expresidente y hoy Senador entienda la necesidad de paz del país y también el proceso que se está viviendo?

Carlos  Arturo Velandia: Es así, hemos vivido en medio de exclusiones y esa es una de las razones originarias de este conflicto armado de 50 años es la exclusión, no podemos nosotros pretender que excluyendo a una parte muy importante de la política, de territorios, incluso muy importante en el poder económico, con grandes arraigos sociales, que representan otra lectura del país deba estar al margen, ya sea porque se le excluya o porque se autoexcluyan, ahí están estas dos situaciones, por eso es que yo le hago un llamado al Presidente Juan Manuel Santos y al Expresidente Álvaro Uribe, que se coloquen a la estatura que representan para el país, son dos jefes de Estado y como tal tienen que pensar en lo que le conviene al país; y lo que le conviene al país no es otra cosa que ponerle final a una guerra que lleva 50 años y que no nos va a llevar a ninguna parte y abrir las compuertas para el proceso de paz sobre la base de que se amplié la democracia, de que haya inclusión y que entre todos los colombianos nos avengamos a que a través de la palabra y a través de conciliar y concertar podamos definir los rumbos de nuestro país.

P/ En el caso del Eln se espera que se dé el paso a formalizar una mesa de negociación, y se habla de un país garante, de un país sede, se habla de Ecuador, Venezuela de Brasil; pero también de que pueda hacerse en La Habana, o en otra ciudad en Cuba. ¿Cree usted que esos diálogos de realizarse estuvieran mejor cercanos a los diálogos que se sostienen con las Farc o que sean totalmente independientes? ¿Qué sería lo más conveniente?

Carlos  Arturo Velandia: Lo más conveniente es que haya una sincronía entre los procesos, una articulación entre los procesos, que haya una coordinación entre los procesos, incluso que pueda darse en el  desarrollo de cada uno de los procesos una interacción al punto pues de que los voceros de las dos guerrillas puedan intercambiarse en las mesas, puedan conocer y estudiar lo que se está desarrollando en una y otra. Yo creo que para esto se requeriría una cercanía geográfica, estas es una de las razones por las cuales yo descarto la posibilidad que pudiera hacerse en Montevideo, el Presidente Mojica hizo un ofrecimiento de que en su territorio pudiera ser sede para los diálogos de paz con el Eln, un ofrecimiento que los colombianos todos debemos valorar por su sentir y por lo que representa este Gobierno, este liderazgo; pero está muy lejos para coordinarlo con La Habana. Otros países más cercanos son los fronterizos, Brasil, Ecuador y Venezuela, pero yo creo que se requiere una cercanía mucho mayor, incluso podría ser en la misma Cuba, ojalá pudiera ser en la misma Cuba que se realizaran, en ciudades distintas, por ejemplo en Santiago al oriente del país; una mesa funcionando en La Habana y otra mesa funcionando en Santiago, tendrían la proximidad geográfica, pero también la suficiente independencia. 

P/ Se acaba de cumplir el aniversario número 50 del Eln, ¿Cómo ha sido la mentalidad de paz del Eln y como percibe usted personalmente la metamorfosis de la palabra paz?

Carlos  Arturo Velandia: El Eln surge como una organización revolucionaria alzada en armas con el propósito de tomarse el poder, la construcción del socialismo y entiende que la paz está es en el socialismo, hoy en día es un poco como a la inversa, el camino al socialismo pasa por la paz del país. Primero hay que hacer la paz aquí y sobre todo cuando en América Latina nos está mostrando una serie de facetas, una serie de caminos recorridos por otros pueblos, por otras sociedades y vemos como en el Continente coexisten cuatro revoluciones, es la única parte del planeta en donde hay cuatro revoluciones de manera simultánea, la revolución socialista en Cuba, la revolución bolivariana en Venezuela, la revolución ciudadana en Ecuador y la revolución comunitaria en Bolivia. En este contexto dice uno cómo no es posible poder hacer nuestra propia revolución, la revolución colombiana, superando el conflicto armado y desarrollando a través de las vías democráticas como lo están haciendo en los otros países. Eso es algo que me llama a mí poderosamente la atención como para reclamar también el derecho a que los revolucionarios exploremos otras vías y máxime cuando los revolucionarios no nacimos para hacer guerra sino para hacer revoluciones.

P/ ¿El tema del secuestro cómo lo ve usted en los acercamientos entre el Eln y el Gobierno Nacional?

Carlos  Arturo Velandia: Es una situación que tiene que ser superada a la mayor brevedad incluso por que tiene el riesgo de convertirse en un obstáculo para el desarrollo aún de la fase exploratoria. Yo creo que las Farc en su fase exploratoria tomo la decisión de suspender de manera definitiva el secuestro y ordenar la liberación de los últimos prisioneros que tenía; yo creo que el Eln debe hacer algo parecido, no por copiar, pero si es una necesidad que hoy en día la sociedad difícilmente podría entender que pueda desarrollarse un proceso y al mismo tiempo desarrollarse este tipo de prácticas, también eso generaría una interferencia y generaría bastante preocupación en la comunidad internacional. Yo creo que lo mejor que puede hacer el Eln es superar, quitarse esta carga, para no llegar con esta carga a la mesa porque reventará la mesa, eso en relación con esto. Y a la mayor brevedad que se la liberación del Alcalde del Alto Baudó y de los demás secuestrados y detenidos que pueda tener el Eln, yo no sé cuántos ni quienes son. Pido de manera pública lo del Alcalde del Alto Baudó, que a la mayor brevedad lo puedan liberar.          


Enviado por correo electrónico, 14/01/15

lunes, 12 de enero de 2015

EXLIDER DE ELN CREE QUE DÍAS DEL CONFLICTO ARMADO COLOMBIANO ESTÁN CONTADOS

Exlíder de ELN cree que días del conflicto armado colombiano están contados

POR: EFE. Afirma que 50 años de guerra no sirvieron para nada.
El exlíder del Ejército de Liberación Nacional (ELN) Carlos Arturo Velandia, alias "Felipe Torres", considera que "los días del conflicto armado están contados" en Colombia y que, actualmente, "el único camino es la democracia".
En una entrevista que publica hoy el diario El Tiempo, Velandia afirma que "50 años de guerra no sirvieron para nada distinto a llenar el país de tumbas, de víctimas, de viudas y de huérfanos" y añade que tanto los grupos insurgentes como el Gobierno han entendido que ha llegado el momento de poner punto final al conflicto.
"Felipe Torres", que ingresó al ELN en 1970 y llegó a ser miembro de su Dirección Nacional (mando), subrayó que para que Colombia alcance una paz que no sea parcial no deben "dejar en los montes" a este grupo guerrillero.
En este sentido, consideró que las negociaciones de paz que lleva a cabo el Gobierno y las FARC desde hace más de dos años en La Habana no llevarán a una paz total si el Ejecutivo no abre un proceso similar con la guerrilla a la que él perteneció hasta que fue encarcelado.
Precisamente esta semana el ELN abrió la puerta a dejar las armas si alcanza acuerdos de paz con el Gobierno, con el que espera comenzar a negociar próximamente.
"Asistimos a este diálogo para examinar la voluntad real del Gobierno y del Estado colombiano; si en este examen concluimos que no son necesarias las armas, tendríamos la disposición de considerar si dejamos de usarlas", señaló el líder del grupo insurgente Nicolás Rodríguez Bautista, alias "Gabino".
Desde mediados de 2014 el ELN y el Gobierno mantienen "diálogos exploratorios" que podrían conducir al inicio de un proceso de paz.
En referencia a dicha declaración, Velandia explicó que es una muestra de que "se está instalando un escenario de solución política y negociada al conflicto armado", además de que muestra un escenario "irreversible".
Asimismo, considera que en caso de que el Gobierno llegue a un acuerdo con las FARC que termine con la desmovilización de los miembros de esa guerrilla, la mayor del país, podría suponer un riesgo para el ELN al mantenerse como el único grupo alzado en armas, lo que atraería todas las ofensivas de la Fuerza Pública.
Por ello reclamó a los integrantes en activo del ELN que presionen para la desmovilización y que "salgan a desarrollar también la lucha política en democracia".
En opinión del exlíder guerrillero Colombia está viviendo un "momento histórico" en el que observa la posibilidad de alcanzar la paz como algo no solo real, sino irreversible.
Preguntado sobre los opositores a los diálogos, encabezados por el expresidente y actual senador Álvaro Uribe, afirmó que "estos son tiempos de paz" y es necesario decirle al exmandatario que "el tiempo de la guerra se terminó.
"Él terminará entendiendo que no puede quedarse a contrapelo de la historia, cuando la historia va avanzando y el país también hacia la paz. Sería lamentable que una persona como Álvaro Uribe, con todo lo que representa, se quedara al margen", añadió.
Para conseguir acercar posturas entre Uribe y el actual mandatario, Juan Manuel Santos, "Felipe Torres" sugirió la intermediación del expresidente de Estados Unidos, Bill Clinton, amigo de ambos.
"Me resisto a creer que la paz con las FARC y el ELN se firme sin Uribe. Sin él será una paz poco sólida", concluyó.
Tomado de: http://www.elheraldo.co/nacional/exlider-de-eln-cree-que-dias-del-conflicto-armado-colombiano-estan-contados-180186

LOS DÍAS DE LA GUERRA ESTÁN CONTADOS : FELIPE TORRES - EXLIDER DEL ELN

Lunes 12 de Enero de 2015 - 05:22 PM
“Los días de la guerra están contados”: “Felipe Torres”, exlíder del Eln



“Los días de la guerra están contados”: “Felipe Torres”, exlíder del Eln (Foto: Colprensa, El Colombiano/ VANGUARDIA LIBERAL)

En diálogo con Rcn Radio, Carlos Velandia, conocido en el pasado con el alias de ‘Felipe Torres’, quien permaneció en las filas del Eln por tres décadas, se refirió a los avances del proceso de paz con las Farc y de los acercamientos con los elenos.

Papa Francisco destacó esfuerzos de Colombia para terminar el conflicto
Aunque el esperado anuncio que hizo el Eln dejó sinsabor en la invitación del presidente Santos para que se unieran al cese unilateral, Velandia asegura que de concretarse una agenda con el gobierno, sería ilógico que continuaran las hostilidades.

“Esas acciones tienen el riesgo de convertirse en un obstáculo para el proceso (...) en su momento las Farc tomaron la decisión de suspender la práctica del secuestro, el Eln debe hacer algo parecido, no por copiar, pero si es una necesidad”, explicó el analista.

Precisamente Velandia se refirió a la independencia que deberán guardar los dos procesos, en caso de que se concrete uno con los elenos, pues si bien es necesaria una articulación, también habría diferencias en el contenido de la agenda.

“Incluso puede darse en el desarrollo de cada uno de los procesos, una interacción al punto de que voceros y guerrillas puedan conocer y estudiar que desarrollan en una y otra agenda”, puntualizó el exjefe guerrillero al considerar que debe haber una cercanía geográfica para ambos diálogos.

En ese sentido propone que las conversaciones se desarrollen en Cuba, la de las Farc en La Habana, y la del Eln en Santiago de Cuba.

Finalmente hizo un llamado al expresidente Álvaro Uribe Vélez y al presidente Santos a que se pongan “a la estatura de lo que representan para el país y piensen qué le conviene al país”.

Por ahora el primer mandatario no recibe respuesta de la invitación formal que hizo al líder del Centro Democrático, para abrir un debate ‘sin mentiras’ frente a los acuerdos parciales acordados por la mesa.

Publicada porCOLPRENSA, El COLOMBIANO


Este contenido ha sido publicado originalmente en Vanguardia.com en la siguiente dirección: http://www.vanguardia.com/actualidad/colombia/294655-los-dias-de-la-guerra-estan-contados-felipe-torres-exlider-del-eln. Si está pensando en hacer uso del mismo, recuerde que es obligación legal citar la fuente y por favor haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Vanguardia.com - Galvis Ramírez y Cía. S.A.

Tomado de: http://www.vanguardia.com/actualidad/colombia/294655-los-dias-de-la-guerra-estan-contados-felipe-torres-exlider-del-eln

Entrevista de RCN a Carlos Arturo Velandia J

http://www.rcnradio.com/audios/carlos-arturo-velandia-ex-miembro-del-eln-se-refirio-al-proceso-de-paz-185888

PROCESO DE PAZ EN COLOMBIA ES IRREVERSIBLE - CARLOS ARTURO VELANDIA J - SEMANA

2015/01/11 22:00
Proceso de paz en Colombia es "irreversible": exjefe de guerrilla ELN
El exjefe del ELN, Carlos Arturo Velandia llamó a la segunda guerrilla del país a no marginarse de esta "oportunidad histórica".
·         

Velandia, exdirigente del Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevarista) y cuyo nombre de guerra era Felipe Torres, dijo en una entrevista publicada este domingo por el diario El Tiempo que, por "primera vez" en 40 años de vida política ve "real" la posibilidad de sellar la paz.

"Los días del conflicto armado están contados. Ha comenzado la cuenta regresiva para la paz. El proceso ha avanzado ya a una fase que es irreversible", aseguró, llamando a sus excompañeros combatientes a dejar de matar y optar por una salida negociada.
"El único camino es la democracia; no hay otra ruta", dijo Velandia, en libertad desde 2003 tras ser capturado en 1994 por el Ejército.

El gobierno de Juan Manuel Santos avanza desde hace dos años un proceso de paz con la principal guerrilla del país, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas), y lleva adelante pláticas exploratorias para definir una agenda de negociación con el ELN, cuyo máximo líder "Gabino" anunció el miércoles su disposición a dialogar y a considerar el abandono de las armas.

"El ELN es una organización que también debe contribuir al proceso de paz y no puede estar al margen", dijo Velandia, que ingresó al ELN en 1970 pero hoy no se considera un guerrillero, sino un "eleno" de formación.

Vocero desde la prisión de los diálogos de paz impulsados por los expresidentes Ernesto Samper, Andrés Pastrana y Álvaro Uribe, Velandia considera que el proceso actual no tiene vuelta atrás.

"Las FARC y el ELN nunca serán alternativa política si se mantienen en guerra (...) Estos son tiempos de paz, negociación y democracia", indicó, e instó al expresidente Uribe, principal opositor al proceso de paz, a apoyar los diálogos.

Como mediador entre Santos y Uribe, duramente enfrentados desde el inicio de las pláticas con las FARC, sugirió al expresidente estadounidense Bill Clinton.

Apuntó además que "ayudaría mucho si el proceso con el ELN se inicia a la mayor brevedad posible", y mencionó como posible sede la ciudad de Santiago de Cuba o alguna de Ecuador, Brasil o Venezuela. La alternativa de Uruguay ha sido descartada, apuntó.
El ELN podría considerar un eventual cese al fuego unilateral e indefinido, como sostienen las FARC desde el 20 de diciembre, "si encuentra reciprocidad de la contraparte", agregó.





domingo, 11 de enero de 2015

FARC Y ELN APUESTAN A LA UNIDAD PARA AVANZAR EN NEGOCIACIONES - EL COLOMBIANO

Farc y Eln apuestan a “unidad” para avanzar en negociaciones
         

ILUSTRACIÓN ESTEBAN PARÍS
POR JUAN CARLOS MONROY G. |
8000
guerrilleros tienen alzados en armas las Farc, según cálculos del Ministerio de Defensa Nacional.
2000
a 1.300 insurgentes integran el Eln, de acuerdo con informes de inteligencia militar y otros estudios.
170
guerrilleros del Eln se desmovilizaron en 2014 según el balance del Ministerio de Defensa.
461
ataques contra la infraestructura vial, petrolera y energética perpetraron las Farc y el Eln en 2014.
EN DEFINITIVA
La disposición a la dejación de armas del Eln se considera una buena señal en procura de consolidar un proceso de paz este año. Negativa era obstáculo para iniciar diálogos con Gobierno.
Con los diálogos con las Farc en su tercer año y en tránsito a la recta final, la terminación del conflicto armado depende también de que el Gobierno y el Eln aceleren el fin de la etapa exploratoria y se inicien las negociaciones de paz.
El paso lento de los acercamientos entre ambas partes en Brasil y Ecuador es, hasta ahora, el resultado de la resistencia del grupo guerrillero para negociar la dejación de armas antes de lograrse acuerdos y la atención del Gobierno a la mayor amenaza que representan las Farc, según analistas militares.

Pero ante el avance con las Farc en Cuba (tres acuerdos en cinco temas y los dos restantes en discusión) y nuevas condiciones favorables, como el cese el fuego unilateral e indefinido, el Eln está obligado a moverse más rápido para no quedarse rezagado de la negociación política del conflicto. Y al mismo tiempo, de las Farc.

Así lo vislumbra el analista León Valencia, exmiembro del Comando Central del Eln (Coce) y hoy director de la Fundación Paz y Reconciliación, para quien “no puede llegar tarde a las definiciones históricas y al remolque de lo que sucede con las Farc, porque el proceso con esta guerrilla avanza y este año podría darse un acuerdo de fin del conflicto con el Estado”.

Según Valencia, “el Eln debe terminar rápido la última etapa de diálogos exploratorios y definir una agenda de negociación porque no se puede estancar más, mientras que casi toda la comandancia de las Farc está ya en La Habana y el Gobierno está cediendo a un cese el fuego bilateral, así sea tácito, para desescalar el conflicto”.

De lo contrario, coinciden varios analistas, los elenos se enfrentan al escenario adverso de que la ofensiva del Estado, con la ventaja militar a su favor que hasta ahora se ha concentrado en debilitar a las Farc, se dirija a una guerrilla con menos capacidad y diezmada como el Eln.

Un estudio de la Fundación Ideas para la Paz en el año 2013 indicó que en el año 2000 eran 4.700 elenos distribuidos en siete frentes de guerra con 38 frentes rurales, siete regionales y 38 compañías móviles.

“En el presente reúne 1.330 guerrilleros, 26 frentes rurales, un frente urbano y 13 compañías móviles”.

Por eso el anuncio del Eln del pasado miércoles de considerar dejar las armas si reconocen condiciones para consolidar un proceso de paz con el Gobierno, podría convertirse en el impulso para destrabar las conversaciones de paz con ese grupo insurgente, que se estancaron en diálogos exploratorios desde hace un año.

Para el Gobierno, el gesto es positivo pero insuficiente y así lo hizo saber el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo esta semana. “Es una demostración de voluntad del Eln que el Gobierno registra con satisfacción y es un primer paso, pero se tienen que dar muchos más para que todos los colombianos nos convenzamos de que tienen realmente la decisión política de negociar, de entregar las armas y de incorporarse a la vida civil”.

En ese sentido, agregó que Santos espera que “la fase exploratoria termine en el menor tiempo posible y se pueda abrir una negociación formal”.

Unidad

El esperado inicio de un proceso de paz con el Eln también genera expectativa por las declaraciones de los jefes máximos de esa guerrilla sobre un “proceso de unidad” con las Farc como parte de su plan estratégico para los próximos 10 años, que fue concertado en el quinto congreso nacional.

Luego de anunciar que consideran silenciar los fusiles de sus cerca de 1.300 combatientes si se dan condiciones en una negociación con el Gobierno, el máximo jefe, Nicolás Rodríguez Bautista alias “Gabino”, aseguró que esa unidad no solo apunta a superar los enfrentamientos militares que se dieron en el pasado en varias regiones, sino a “plantearse una realidad unitaria”.

Uno de los integrante del Comando Central del Eln, Israel Ramírez Pineda, alias “Pablo Beltrán”, indicó que se diseñó un “plan A” para los próximos 10 años para la solución política del conflicto. Pero el líder insurgente fue más beligerante al señalar que “como en la vida todo tiene varias rutas, pues un plan B es pensar que no salga, y nos preparamos para ambos”.

Para el analista del conflicto y también exjefe desmovilizado del Eln, Carlos Arturo Velandia, (alias “Felipe Torres”), esa postura se debe interpretar como la demostración de que hay un interés real de esa guerrilla de apostar a la solución negociada del conflicto y como parte del proceso de unidad incluye a las Farc. “En términos prácticos dicen estamos en la paz por si se da o en la guerra por si nos toca”.

Con respecto a la influencia de las Farc si se concretan diálogos con el Eln, Velandia explica que son “procesos asimétricos en tiempo y contenidos, que empiezan en mesas separadas, pero que deben pasar por una conciliación para implementar acuerdos en dejación de armas, reconocimiento a víctimas, participación política, la insistencia en una asamblea constituyente y la refrendación popular”.

El anunciado proceso de unidad de Farc y Eln también se proyectó al postconflicto, explica León Valencia. “Hay preocupación conjunta de sobrevivir a la transición de guerrillas a movimientos políticos y no desaparecer con el tiempo como otras insurgencias. Por eso ambas guerrillas buscarían seguir en sus territorios trabajando con sus organizaciones sociales afines”

Y un analista militar como el general retirado Jairo Delgado, advierte que a “las Farc les debe interesar que se logre un acuerdo de paz con el Eln, porque no le conviene que tras su eventual desmovilización los elenos se apoderen de territorios que hoy comparten”.

Además, surge el riesgo de que guerrilleros farianos que no se desarmen pasen al Eln. Por ahora, se sabe que en una agenda exploratoria están los puntos de participación civil y recursos naturales. Y parece que el Eln se sumaría a los otros cinco que pactaron Gobierno y Farc .

CONTEXTO DE LA NOTICIA

PARA SABER MÁSLA DIVISIÓN DE UNA DIEZMADA GUERRILLA
Según Paz y Reconciliación: “actualmente el Eln tiene siete Frentes de Guerra: el Oriental, que abarca los departamentos de Arauca, Boyacá y Casanare, su máximo jefe es Gustavo Aníbal Giraldo alias ‘Pablito’; el frente de guerra Nororiental presente en algunos municipios de Santander y Norte de Santander, el Darío Ramírez Castro en el sur de Bolívar y bajo cauca antioqueño; el F.G. Occidental presente en el Chocó; el del Norte, que se está reconstruyendo; el Suroccidental que tiene presencia en Nariño y Cauca. El Frente de Guerra Urbano, creado por primera vez en el 2006”.

ANTECEDENTES“TIMOCHENKO” Y “GABINO” REUNIDOS


Periodista de Paz y Derechos Humanos

puntodeencuentropaz@gmail.com