Google+ Followers

Google+ Followers

lunes, 31 de octubre de 2016

PAZ EN COLOMBIA CON ELN ESTÁ CASI REVENTADA POR SECUESTROS - CARLOS ARTURO VELANDIA J

Paz en Colombia con ELN “casi reventada” por secuestros
Por
 -
octubre 31, 2016

  
Carlos Arturo Velandia, exjefe del ELN, advirtió que la negociación con esta guerrilla de Colombia está “casi reventada” por el drama del secuestro, cuestionada arma insurgente que tiene en duda la instalación de una mesa para superar más de medio siglo de conflicto armado. AFP
“No se ha iniciado el proceso y casi que la mesa está reventada por culpa de los secuestros”, señaló en entrevista con AFP el lunes este exmiembro de la dirección del Ejército de Liberación Nacional (ELN), que tras estar preso entre 1994 y 2004 fue nombrado en julio gestor de paz por el presidente Juan Manuel Santos.
“No es un cargo público, es una distinción para hacer pedagogía de paz y eventualmente mediación”, explicó este hombre de 64 años, que ingresó a la guerrilla en 1970 como “Felipe Torres”, su tío abuelo que fue niño soldado en la Guerra de los Mil Días (1899-1902).
Velandia no pertenece más al ELN, pero sigue sintiéndose “un revolucionario”, convencido de que la lucha armada es válida para buscar cambios sociales, pero “ya no en Colombia”, donde “la guerra se agotó”.
A continuación, un resumen de la charla:
P: Es el quinto intento de negociar con el ELN. ¿Por qué este tortuoso comienzo?
R: El ELN está en el tren de la paz desde los años 1990. Se han acumulado experiencias importantes. No es tiempo perdido. El ELN y el gobierno están dispuestos a llegar a la paz. No solo este gobierno, todos han postergado al ELN para un segundo momento y esto pudo haber lesionado el honor del ELN, por proyectar una imagen de subvaloración o menosprecio que lo ha llevado a ser más radical. Es tan importante la guerrilla FARC (la principal del país, en negociaciones de paz desde 2012), como el ELN: son historias comunes desde 1964.
P: La etapa formal se anunció en marzo. ¿Por qué se retrasó?
R: Por un tropiezo: el gobierno entendió que se llegaría sin secuestrados, el ELN no. Llegaron a entendimientos, pero parece ser que hubo compromisos verbales, porque el gobierno está exigiendo cosas que no están escritas. Y el ELN dice: yo cumplo lo que escribí. Hay una situación de crisis en un proceso que aún no acaba de arrancar. Frente a estas situaciones procede una ruptura o volver a la mesa. Como nadie quiere la ruptura, pueden volver para mirar dónde está el cortocircuito. Y superarlo de manera taxativa y no dar nada por sobreentendido. Lo que no se escribe es fácilmente interpretable y creo que es eso lo que está pasando.
P: ¿Odín Sánchez, el rehén que el gobierno exige liberar y el ELN no entrega, está vivo?
R: No creo que el ELN esté manifestando una resistencia a su liberación porque esté muerto.
P: ¿Es válido el secuestro en política?
R: Se ha convertido en un factor negativo, en un gran lastre. No se ha iniciado el proceso y casi que la mesa está reventada por culpa de los secuestros. ¿Qué pasaría si se admite que el ELN llegara a la mesa con secuestrados y con la posibilidad de seguir secuestrando y seguir en la mesa de diálogo? Termina por reventarla. Por eso es preferible no instalar la mesa hasta no clarificar esta situación. No porque del secuestro se derive un importante rubro en el sustento significa que sea legítimo y deba mantenerse, sobre todo al final de la guerra, cuando ya no se compran pertrechos ni armas.
P: ¿Cuántos secuestrados tiene el ELN?
R: No más de diez, según fuentes oficiales.
– El ELN y Venezuela –
P: ¿Qué efectos tiene la crisis de Venezuela en el ELN, con fuerte presencia fronteriza?
R: Si el diálogo en Venezuela se cerrara y se diera una fractura en el bloque de poder muy seguramente habrá guerra civil. Si eso ocurriera y el ELN no está en una mesa de diálogo de paz, el ELN será absorbido como un torbellino por esa crisis. Sobre todo porque el 70% de las fuerzas del ELN están sobre la frontera y tras la frontera. Para el ELN estar en Venezuela no es estar en el país vecino, ni lo ven como refugio: es el espacio natural. Llevan 40 años en ese territorio. Allí también hay inequidades y los revolucionarios luchan donde hay injusticias para transformar las sociedades. El ELN tiene un alto componente de ciudadanos binacionales. Con mucha facilidad se encuentran en una estructura del ELN venezolanos y colombianos, es muy normal.
P: ¿Qué quiere decir que el ELN será tragado por la crisis venezolana?
R: Que sería una pieza de ese rompecabezas en dirimir esta guerra civil y muy seguramente sería absorbido por la facción en defensa de la revolución bolivariana. La paz en Colombia será un alivio de tensiones en las fronteras con Venezuela, Ecuador, Brasil, Perú, Panamá, que por lo extensas y porosas sirven para el tráfico de armas, de personas, de alcaloides, de contrabando. Lográndose resolver el conflicto desaparecerán muchas amenazas.
P: ¿Un eventual diálogo con el ELN terminará antes de que Santos deje el poder en 2018?
R: No conozco otros líderes dispuestos. Y sería un poco un salto al vacío pretender que un gobierno futuro pueda hacer mejor las cosas.
P: ¿Ambiciona algún cargo político?
R: No, pero si hubiera una Asamblea Nacional Constituyente sí quisiera ser constituyente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario