Google+ Followers

Google+ Followers

miércoles, 23 de julio de 2014

ACTO DE PERDÓN Y RECONCILIACIÓN DE FELIPE TORRES

El gesto de reconciliación entre Juan Fernando Cristo y ‘Felipe Torres’



Durante la presentación del informe ‘Hacer la guerra y negar la política’, del Centro de Memoria Histórica, el ex presidente del Congreso habló, entre lágrimas, sobre el significado que tuvo para él el asesinato de su padre, y el exmiembro del Eln le pidió perdón por un crimen que no tuvo ninguna justificación.

El padre de Cristo, Jorge Cristo Sahium, fue asesinado el 8 de agosto de 1997 cuando se desempeñaba como Senador de la República.

Según relató en el evento Juan Fernando Cristo, él se encontraba en Grecia, a una hora de Atenas, con su esposa y su hija de dos años cuando recibió una llamada desde Colombia del entonces Presidente Ernesto Samper, para darle la noticia.

“Me anunciaron una noticia que parecía sacada de una pesadilla, que no se podía creer: habían asesinado a mi padre, a mi mejor amigo, a la persona que todo me enseñó”, relató Cristo, ponente de la Ley de Víctimas. 


El asesinato de Cristo Sahium hizo parte de los hechos de violencia contra dirigentes de Norte de Santander, que también incluyó la muerte a Argelino Durán Quintero y Eustorgio Colmenares y los secuestros de Margarita y Gustavo Silva.

“Nunca me dijo que se sentía amenazado. Resulta curioso e incomprensible mirando hacia atrás que en la situación de violencia exacerbada que padecía la región y en su condición de uno de los principales dirigentes nunca se le hubiera pasado a uno por la cabeza que pudiera ser objeto de un crimen de esa magnitud”, dijo Cristo.

Y agregó: “tal vez la condición bonachona, pacífica y tranquila de Jorge Cristo hacía imposible pensar que a alguien se le ocurriera semejante barbaridad. Se les ocurrió y cambiaron nuestras vidas para siempre”.

Por su parte, Carlos Arturo Velandia, quien se identificaba como ‘Felipe Torres’ en el Eln, pidió perdón por la responsabilidad que él tuvo en generar hechos de violencia y víctimas.

Velandia estaba en la cárcel y era portavoz del Eln en los diálogos de paz con el Gobierno de Samper. “Cuando escuchamos la noticia sabíamos que se había cometido no solamente un grave error, sino un crimen imperdonable, porque cuando se conversa con un Gobierno que abre unas puertas para el diálogo, hay que responder con reciprocidad”.

Al concluir su intervención, Cristo y Velandia se dieron la mano. “Les doy mi mano, porque no tengo nada más qué dar, en acto de reconciliación”, dijo Velandia. 



El perdón de 'Felipe Torres' a Cristo

El lanzamiento del libro del Centro de Memoria Histórica sobre políticos asesinados en Norte de Santander el viernes pasado terminó en un emotivo -y sorpresivo- pedido de perdón de un ex dirigente del ELN a una de las víctimas más visibles de esta guerrilla.

Ese día se presentó en el auditorio del Museo Nacional el último libro que hicieron Gonzalo Sánchez y su equipo de Memoria Histórica, "Hacer la guerra y negar la política”, en el que se narran las muertes de cuatro líderes políticos norsantandereanos: el ex ministro y ex congresista conservador Argelino Durán, muerto en cautiverio tras ser secuestrado por una disidencia del EPL; el ex alcalde de Tibú y entonces favorito para la gobernación Tirso Vélez, asesinado por los paramilitares en 2003; el dirigente comunista Carlos Bernal, asesinado por los paras en 2004; y el médico y ex senador liberal Jorge Cristo Sahium, asesinado por el ELN en 1997.

La sorpresa mayor fue cuando -de manera espontánea- tomó el micrófono Carlos Velandia, el ex dirigente del ELN antiguamente conocido como 'Felipe Torres', y le pidió perdón al hasta hace poco senador y autor de la Ley de Víctimas Juan Fernando Cristo por la muerte de su padre, que ocurrió mientras él estaba en la cárcel.

“No ha sido fácil llenarme de valor para venir ante ustedes y ante víctimas de la que fuera mi organización para decirles que pido perdón en lo respecta a las responsabilidades que de mí se pudieran derivar en generar hechos de violencia y producir víctimas”, dijo ante el auditorio, dirigiéndose sobre todo a Cristo y mencionando también al ex senador Aurelio Iragorri Hormaza, que fue víctima de un atentado de ese grupo guerrillero. Luego Velandia le dio la mano a un conmovido Cristo, cuyo discurso sobre la muerte de su padre fue muy emocional.
Estas son las intervenciones de Velandia y de Cristo ese día, un pequeño adelanto del posconflicto que se viene si algún día se firma un acuerdo con las Farc y el ELN.




No hay comentarios:

Publicar un comentario