Google+ Followers

Google+ Followers

jueves, 15 de enero de 2015

EL CAMINO AL SOCIALISMO PASA POR LA PAZ DEL PAÍS - CARLOS ARTURO VELANDIA - ENTREVISTA DE RCN-RADIO

EL CAMINO AL SOCIALISMO PASA POR LA PAZ DEL PAÍS

RCN RADIO

12- Ener-2015

Entrevista con Carlos  Arturo Velandia, ex integrante del Eln

Transcripción realizada por Camilo Ospina

P/ Ayer en el periódico El Tiempo salió publicada una entrevista de yamid Amat, en que entre otras frases llama la atención la necesidad de que Álvaro Uribe entienda la paz, la necesidad que el tiempo de la guerra se acabó,  para el Expresidente Álvaro Uribe lo entienda, pero que además que Bill Clinton podría servir como mediador entre Uribe y Santos. Esto lo habla una persona que sabe del conflicto porque ha estado en él, porque ha permanecido en él, porque vivió la cárcel por sus ideales guerrilleros y políticos por ese pensamiento que tuvo; él es el señor Felipe Torres, no se señor Felipe si presentarlo mejor como Carlos Arturo Velandia, muy buenos Días.

    
Carlos  Arturo Velandia: Muy buenos días Juan Carlos para usted y para sus compañeros en la mesa de trabajo y la audiencia. No, mi nombre es Carlos Arturo Velandia.

P/ ¿Se siente mejor así?

Carlos  Arturo Velandia: Si, por supuesto que sí.

P/ Este hombre dentro de la entrevista se deja plasmar que es el octavo entre catorce hermanos, estudios universitarios en medicina y administración de la Universidad industrial de Santander, ingresó al Eln en 1970 y llegó a ser miembro de la dirección nacional, hoy también con el pensamiento y la mirada puesta en la paz. ¿Cómo ve el proceso que hoy vive el país que tiene la guerrilla de las Farc, pero además de eso el acercamiento permanente que ha tenido el Eln para lograr también el mismo camino?

Carlos  Arturo Velandia: Es un proceso muy singular e inédito en la historia de las luchas políticas en Colombia, que se constituye en una gran oportunidad para superar el más largo conflicto armado interno en el hemisferio occidental, un conflicto tan largo que se da el lujo de tener los guerrilleros más antiguos del planeta, que se da el lujo de tener los combatientes más forjados y más experimentados del mundo; este es un conflicto que aporta esos Guinness Records por decirlo de alguna manera, pero que están reflejando una tragedia nacional, una tragedia que por fortuna muestra unas perspectivas de poder llegar a su fin, este conflicto de 50 años de confrontación armada entre hermanos hay que superarlo y tenemos la oportunidad y la posibilidad que está en las manos de los colombianos, es una gran oportunidad que sería una gran irresponsabilidad dejarla pasar. Yo quiero aprovechar esta entrevista con ustedes para tocar esa fibra del ciudadano común y corriente, pero también de quienes tienen la responsabilidad en que tomen en consideración que el país ha sufrido demasiado, que han habido demasiados muertos, más de 250 mil muertos en 50 años, más de 60 mil desapariciones, más de 40 mil secuestrados, más de 80 mil exiliados, cifras desgarradoras que son terribles y no vale la pena realmente seguir insistiendo en una confrontación entre hermanos por un propósito, la toma del poder, que no se va a lograr por la vía armada; como tampoco va a ser posible seguir defendiendo el statu quo a punta de bala y desapariciones, torturas y represión. Estas son las cosas que son importantes que el ciudadano de a pie las entienda, pero también quien tiene responsabilidades en este país.

P/ En ese sentido, a las personas que están en la militancia y que nos están oyendo, ¿Usted qué les diría?

Carlos  Arturo Velandia: Les diría que los días de la guerra están contados. Yo lo que les digo a los guerreros de lado y lado es que no expongan innecesariamente la vida, la vida hay que conservarla para reconstruir el país en paz, los jefes de ambas partes, los jefes militares de las Fuerzas Armadas como también los jefes guerrilleros, yo no encuentro una razón ética y moral para explicar el llevar a sus bases y sus combatientes y a los soldados a la confrontación en donde van a morir y pasado mañana vamos a firmar la paz, ¿Qué sentido tiene eso? Yo creo que hay que acortar a la mayor brevedad los días de la guerra, para adentrarnos en el proceso de construcción de paz para el país.

P/ Proceso que con el Eln usted lo ve cerca, se ha hecho un pronunciamiento muy específico desde los miembros del COCE sobre el proceso de paz que podría haber para el eln también, el de las Farc va en camino. ¿Cree usted que el proceso con el Eln es irreversible?

Carlos  Arturo Velandia: Con el Eln tiene que iniciarse, darle continuidad al camino de la exploración que le permita que le permita configurar una agenda de trabajo, de discusión y sentarse en una mesa en una fase abierta de cara al país y con acompañamiento internacional y que al mismo tiempo pueda estar acompasado este trabajo con el que se desarrolla en La Habana, con el propósito de producir sus propios acuerdos, los que serán conciliados, el acuerdo de una mesa con los elenos más el acuerdo de la mesa de La Habana, tendrán que ser conciliados hasta obtener un acuerdo único que sea el que se le consulte a la sociedad.

P/ Ha dicho usted en la entrevista publica en el periódico El Tiempo, “Me resisto a creer que la paz con las Farc y el Eln se firme sin Uribe” ¿Usted está convencido totalmente de eso y es necesario que el Expresidente y hoy Senador entienda la necesidad de paz del país y también el proceso que se está viviendo?

Carlos  Arturo Velandia: Es así, hemos vivido en medio de exclusiones y esa es una de las razones originarias de este conflicto armado de 50 años es la exclusión, no podemos nosotros pretender que excluyendo a una parte muy importante de la política, de territorios, incluso muy importante en el poder económico, con grandes arraigos sociales, que representan otra lectura del país deba estar al margen, ya sea porque se le excluya o porque se autoexcluyan, ahí están estas dos situaciones, por eso es que yo le hago un llamado al Presidente Juan Manuel Santos y al Expresidente Álvaro Uribe, que se coloquen a la estatura que representan para el país, son dos jefes de Estado y como tal tienen que pensar en lo que le conviene al país; y lo que le conviene al país no es otra cosa que ponerle final a una guerra que lleva 50 años y que no nos va a llevar a ninguna parte y abrir las compuertas para el proceso de paz sobre la base de que se amplié la democracia, de que haya inclusión y que entre todos los colombianos nos avengamos a que a través de la palabra y a través de conciliar y concertar podamos definir los rumbos de nuestro país.

P/ En el caso del Eln se espera que se dé el paso a formalizar una mesa de negociación, y se habla de un país garante, de un país sede, se habla de Ecuador, Venezuela de Brasil; pero también de que pueda hacerse en La Habana, o en otra ciudad en Cuba. ¿Cree usted que esos diálogos de realizarse estuvieran mejor cercanos a los diálogos que se sostienen con las Farc o que sean totalmente independientes? ¿Qué sería lo más conveniente?

Carlos  Arturo Velandia: Lo más conveniente es que haya una sincronía entre los procesos, una articulación entre los procesos, que haya una coordinación entre los procesos, incluso que pueda darse en el  desarrollo de cada uno de los procesos una interacción al punto pues de que los voceros de las dos guerrillas puedan intercambiarse en las mesas, puedan conocer y estudiar lo que se está desarrollando en una y otra. Yo creo que para esto se requeriría una cercanía geográfica, estas es una de las razones por las cuales yo descarto la posibilidad que pudiera hacerse en Montevideo, el Presidente Mojica hizo un ofrecimiento de que en su territorio pudiera ser sede para los diálogos de paz con el Eln, un ofrecimiento que los colombianos todos debemos valorar por su sentir y por lo que representa este Gobierno, este liderazgo; pero está muy lejos para coordinarlo con La Habana. Otros países más cercanos son los fronterizos, Brasil, Ecuador y Venezuela, pero yo creo que se requiere una cercanía mucho mayor, incluso podría ser en la misma Cuba, ojalá pudiera ser en la misma Cuba que se realizaran, en ciudades distintas, por ejemplo en Santiago al oriente del país; una mesa funcionando en La Habana y otra mesa funcionando en Santiago, tendrían la proximidad geográfica, pero también la suficiente independencia. 

P/ Se acaba de cumplir el aniversario número 50 del Eln, ¿Cómo ha sido la mentalidad de paz del Eln y como percibe usted personalmente la metamorfosis de la palabra paz?

Carlos  Arturo Velandia: El Eln surge como una organización revolucionaria alzada en armas con el propósito de tomarse el poder, la construcción del socialismo y entiende que la paz está es en el socialismo, hoy en día es un poco como a la inversa, el camino al socialismo pasa por la paz del país. Primero hay que hacer la paz aquí y sobre todo cuando en América Latina nos está mostrando una serie de facetas, una serie de caminos recorridos por otros pueblos, por otras sociedades y vemos como en el Continente coexisten cuatro revoluciones, es la única parte del planeta en donde hay cuatro revoluciones de manera simultánea, la revolución socialista en Cuba, la revolución bolivariana en Venezuela, la revolución ciudadana en Ecuador y la revolución comunitaria en Bolivia. En este contexto dice uno cómo no es posible poder hacer nuestra propia revolución, la revolución colombiana, superando el conflicto armado y desarrollando a través de las vías democráticas como lo están haciendo en los otros países. Eso es algo que me llama a mí poderosamente la atención como para reclamar también el derecho a que los revolucionarios exploremos otras vías y máxime cuando los revolucionarios no nacimos para hacer guerra sino para hacer revoluciones.

P/ ¿El tema del secuestro cómo lo ve usted en los acercamientos entre el Eln y el Gobierno Nacional?

Carlos  Arturo Velandia: Es una situación que tiene que ser superada a la mayor brevedad incluso por que tiene el riesgo de convertirse en un obstáculo para el desarrollo aún de la fase exploratoria. Yo creo que las Farc en su fase exploratoria tomo la decisión de suspender de manera definitiva el secuestro y ordenar la liberación de los últimos prisioneros que tenía; yo creo que el Eln debe hacer algo parecido, no por copiar, pero si es una necesidad que hoy en día la sociedad difícilmente podría entender que pueda desarrollarse un proceso y al mismo tiempo desarrollarse este tipo de prácticas, también eso generaría una interferencia y generaría bastante preocupación en la comunidad internacional. Yo creo que lo mejor que puede hacer el Eln es superar, quitarse esta carga, para no llegar con esta carga a la mesa porque reventará la mesa, eso en relación con esto. Y a la mayor brevedad que se la liberación del Alcalde del Alto Baudó y de los demás secuestrados y detenidos que pueda tener el Eln, yo no sé cuántos ni quienes son. Pido de manera pública lo del Alcalde del Alto Baudó, que a la mayor brevedad lo puedan liberar.          


Enviado por correo electrónico, 14/01/15

No hay comentarios:

Publicar un comentario